Select Page

Category: Inmigración

Pese a que durante los últimos años se habían presentado iniciativas similares en el Legislativo de Florida, de mayoría republicana, es la primera vez que logran su aprobación.

Los proyectos aprobados, SB-168 y HB-527, exigen que todas las agencias estatales, gobiernos municipales y departamentos de policía no sólo cumplan con la ley federal de inmigración, sino que también trabajen con agencias federales como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) para detener y deportar a los inmigrantes.

Uno de cada cinco residentes de este estado es inmigrante. La mayoría provienen de países de habla hispana como Cuba, Venezuela, México o Perú; también los hay del caribe francófono y anglosajón, Haití, Barbados, Trinidad y Tobago.

Pero todos tienen algo en común: mucho que perder con una nueva legislación, ratificada por el Congreso estatal este Viernes.

Aunque durante los últimos años se habían presentado iniciativas similares en el Legislativo de Florida, de mayoría republicana, es la primera vez que logra su aprobación.

El Miércoles, tras días de acalorados debates, la Cámara de Representantes dió el visto buena a la polémica ley.

Ahora, lo único que falta para que se haga efectiva, es la firma del gobernador Ron DeSantis, quien se ha manifestado a favor.

El Partido Demócrata y organizaciones civiles han protestado por la medida.

"La aprobación de este proyecto de ley en el senado es una traición a las comunidades inmigrantes de Florida y traerá graves consecuencias económicas en el futuro”, dijo la representante demócrata Luisana Pérez.

Así, Florida se prepara para unirse a estados como Arkansas, que recientemente vetó las llamadas ciudades "santuario", o a otros como Michigan, Montana y Carolina del Norte, todos de ellos dirigidos por gobernadores republicanos, que están promoviendo proyectos de ley similares.

Se trata de "uno de los proyectos de ley contra los inmigrantes más severos en el país. Florida está a punto de convertirse en uno de los estados más peligrosos del país para los inmigrantes", señaló Thomas Kennedy, director político de la Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC).

Crédito de la foto: United We Dream Facebook