Select Page

Category: Opinion

El mes de Julio ha comenzado, y con él se acerca el festejo del día 4 en el que se conmemora la Declaración de la Independencia de Estados Unidos, hecho que ocurrió en el año 1776.

Ese día, el Congreso Continental declaró que las trece colonias estadounidenses ya no estarían sujetas al monarca de Gran Bretaña y ahora estarían unidas, serian libres e independientes.

Este 2019, el Jueves 4 de Julio, los tanques del Ejército de los Estados Unidos estarán en Washington DC, y el Sr. Trump pronunciará un discurso en el Lincoln Memorial, algo inusual para un presidente estadounidense.

El presidente tuiteó el Martes por la mañana: “El Pentágono y nuestros grandes Líderes Militares están encantados de hacer esto y mostrarle al pueblo estadounidense, entre otras cosas, el ejército más fuerte y más avanzado de todo el mundo. Increíbles sobrevuelos y el más grande de todos los fuegos artificiales!”.

Probablemente, muchas personas estarán preparándose para asistir a estos festejos sin pensar demasiado en los acontecimientos atroces que están sucediendo en el país; un país que consiguió su libertad, y la ofrecía a muchos.

Claro que eso sucedió hace demasiados años, y con el tiempo se olvidaron los principios, se cambiaron leyes, o se les pasó por encima. Se pisotearon los derechos y algunas personas, hasta se alegraron y se alegran, por la condición deplorable en que sobreviven otras que intentan entrar a este país. 

Justifican las decisiones que de manera incorrecta, y sin tener en cuenta los valores, y la dignidad, pone en marcha la administracion del Sr. Trump.

Son muchos los que han perdido familiares, madres, padres, hijos, en la frontera, pero también son muchos los que creen que la libertad puede ser una realidad y que Estados Unidos puede ser el camino, y por esa razón lo intentan, e insisten.

Son muchos los que se encuentran detrás de las barras de una prisión, sin haber cometido mas delito que el de querer vivir mejor.

Son también muchos, los que aún habiendo nacido aquí, han perdido la vida solo por actuar o pensar diferente, o solo por tener otro color de piel.

Es maravilloso que aún se pueda festejar que un 4 de Julio del año 1776, Estados Unidos era libre, pero sería aún mejor que terminara este regimen autoritario y pudiéramos festejarlo con la misma intensidad y alegría todos juntos…

Es tiempo de union. Es tiempo de cambiar. Es tiempo de tomar las decisiones correctas.